ACOP analiza la importancia del Corredor de Propiedades

La intermediación en la compraventa de una vivienda, la administración de una propiedad o la tasación de la misma, nace por la necesidad de contar con la asesoría de un especialista que cuente con los conocimientos y experiencia en la materia.

20/Jun/2017


En general cualquier decisión relacionada con el ámbito inmobiliario requiere de dicha asesoría para no cometer errores y optar a las mejores alternativas que se puedan obtener ya que es habitual que las decisiones de este tipo involucren a la familia o al patrimonio invertido, generalmente está implícito el anhelo de la vivienda propia, por dicha razón es que si se toma una decisión errónea o se desconoce cómo funciona el mercado inmobiliario, podría causar un daño irreparable.

Debido a esto nace el corredor de propiedades, quien debe entregar un servicio de excelencia y la mejor asesoría para obtener las mayores rentabilidades posibles para sus clientes, si existe una mala calidad del servicio entregado, se puede traducir en la frustración del negocio y que la compra de vivienda por ejemplo, termine en un largo y costoso trámite.

Con todo lo anterior descrito, la conclusión es simple: la gestión realizada por el Corredor de Propiedades en la compra y venta y/o arrendamiento de un bien raíz constituye una actividad comercial de gran trascendencia social para todos los participantes del mercado inmobiliario.

No obstante, en la actualidad no se cuenta con una normativa legal que regule el corretaje de propiedades, a pesar de su gran importancia en las decisiones en cuanto a inmuebles se trata, y tampoco existe un organismo que controle o sancione su ejercicio informal. Muchas personas ejercen esta actividad de manera inadecuada, sin los conocimientos ni la experiencia necesaria para entregar un servicio de calidad y finalmente producen un grave daño tanto a los clientes como al mercado en general ya que la gente comienza a desconfiar de la labor de los Corredores de Propiedades.

Es aconsejable que el servicio inmobiliario sea realizado por un corredor establecido y que pertenezca a una asociación gremial, como ACOP Cámara, la cual este año cumplirá 75 años velando por el cumplimiento de los estándares éticos en el corretaje de propiedades.

Esta asociación gremial a través de su Centro de Capacitación, está permanentemente impartiendo cursos relacionados al rubro del corretaje de propiedades, cada año capacitan a más de 1200 alumnos en materiales legales, tasación, marketing, entre otros. Lo que permite que asociados, ejecutivos y personas ligadas al rubro, tengan los conocimientos adecuados para ejercer en el área.

ACOP además controla la conducta ética de sus asociados a través de una Comisión de Ética que asegura la calidad y responsabilidad de los Asociados con sus clientes.

En ACOP Cámara aconsejan que para evitarse malos ratos, los clientes busquen y se informen acerca de su corredor de propiedades, para así evitar estafas o problemas que pudiesen ocurrir si el corredor es informal y no da respaldo a su gestión a través de alguna Asociación Gremial.